domingo, 26 de agosto de 2012

WELCOME TO WORLD WIDE WERT

El ministro J. Ignacio Wert (antes tertuliano) calcula que sobran ¡20.000 profesores! en la enseñanza pública. Cuanto peor, mejor. Quiero decir que cuanto peor se eduque, más burros habrá y... ¡qué bien se manejan los burros y qué bien aguantan los palos!
Paralelamente, Wert ve pertinente financiar -contra la doctrina del Tribunal Supremo (de mayoría conservadora)- los colegios del Opus Dei, que correlacionan con una población de alto poder adquisitivo y partidaria de la diferenciación de género(1). Esta práctica está muy extendida en países islamistas (distinto de islámicos) como Arabia Saudí y otros de su órbita. Las religiones se tocan.
Su genuflexión actual no es coherente con su pensamiento conocido -y profusamente aireado en tertulias radiofónicas-. Tampoco coincide con el sentir mayoritario de su base electoral (diez millones de españoles). El cambio de orientación de Wert está inducido por un grupo mojigato, muy minoritario y elitista de la población española. Wert es un rehén ideológico. Pero Paris bien vale una misa(2).
Una degradación más de la impostura que, decisión a decisión, nos revela su falaz personalidad.

(1) Digo diferenciación de género atendiendo a los atributos genitales de los individuos y no diferenciación sexual, porque el sexo es un carácter biológico (no exclusivamente genital) y como tal es diferente en cada persona.
(2) Está divorciado de la madre de su hijo. Vive en pareja con Edurne Uriarte (perteneció a la ejecutiva vasca del PSOE). Él mismo militó en Izquierda Democrática hasta 1977. Pecados que debe enjugar para ganar créditos PP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada