martes, 11 de diciembre de 2012

WELCOME TO WORLD WIDE WERT

El ministro Wert (antes tertuliano) dice que es como un toro bravo, que se crece con el castigo (6-12-2012).
Don Antonio Machado creyó, a propósito de España, que de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa. La naturaleza de la cabeza de Wert ya se nos ha sido revelada. Él mismo se emparienta con los astados.
Con su inconfundible divisa en tetuz, ha formulado la nueva propuesta de ley (lomce) como le es propio: a embestidas.
Meter más exámenes y más religión católica (o sea violencia contra los niños españoles que no son de esa confesión o son de ninguna) son las reformas que, según él, mejoran la enseñanza. Nada de planteamientos estructurales, como diversificar las líneas educativas o aumentar las garantías de los alumnos competentes a promocionarse en un ambiente educativo y distendido dentro de su centro.
También ha orquestado una componenda para escarnecer al catalán con la coartada de que se relega al castellano en Cataluña. Debería saber -como todo el mundo del medio educativo sabe- que en todos los recuentos evaluativos nacionales, año tras año, los alumnos catalanes dan unos resultados en dominio del castellano muy por encima del resto de españoles. Incluyendo a los castellanoleoneses que tienen la patente del idioma. También lo dicen los registros internacionales como el PISA. Y ese manejo superior del castellano, por parte de los catalanes, tiene su correlato social en la innumerable presencia de periodistas de ese país que pueblan los medios de comunicación escritos y audiovisuales en España. Si Wert supiera de educación, valoraría un sistema formativo, como el catalán, que da esa demostrada excelencia en el bilingüismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada